Perfil en YouTube
Lunes, 20 de Febrero de 2017 Despejado min. -1º máx. 12º

Se encuentra usted aquí

Presidencia

Luis Rey

Presidente

D. Luis Rey de las Heras (PSOE)

presidencia@dipsoria.es
 

Nacido en Valladolid el 5 de marzo de 1967. Licenciado en Derecho. Máster en Administración Financiera y Tributaria. 

Cargos públicos: Presidente de la Diputación Provincial de Soria desde el 24 de junio de 2015. Primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Soria. Concejal en el Ayuntamiento desde 1999. Diputado provincial desde 2003.

 

Atribuciones del Presidente:

  • Corresponde al Presidente de la Diputación dirigir el gobierno y la administración de la provincia.
  • Convocar y presidir las sesiones del pleno, salvo los supuestos previstos en la presente Ley y en la legislación electoral general, de la Junta de Gobierno y cualquier otro órgano de la Diputación, y decidir los empates con voto de calidad.
  • Dirigir, inspeccionar e impulsar los servicios y obras cuya titularidad o ejercicio corresponde a la Diputación Provincial.
  • Asegurar la gestión de los servicios propios de la Comunidad Autónoma cuya gestión ordinaria esté encomendada a la Diputación.
  • El desarrollo de la gestión económica de acuerdo con el Presupuesto aprobado y la aprobación de la oferta de empleo público y la plantilla.
  • Corresponde, asimismo al Presidente el nombramiento de los vicepresidentes. 

 

Discurso Investidura Presidente de la Diputación (24 de junio de 2015)

 

Vecinos y vecinas de Soria, autoridades, compañeros de corporación, amigos, señoras y señores, quiero que mis primeras palabras sean hoy de condolencia para la familia y amigos de Rachida, una nueva víctima de violencia de género, esa lacra cobarde e irracional que nos avergüenza todos los días a la sociedad española. Señoras y señores, asumo hoy con orgullo y agradecimiento el encargo mayoritario de los sorianos para formar gobierno en la Diputación Provincial de Soria. Esa decisión ha sido la expresión de un deseo colectivo imparable, la voluntad de un cambio. Sé que esa voluntad expresada por los electores encierra una fuerte dosis de esperanza para lograr una Soria mejor, esa Soria que todos merecemos.

 

El pasado 24 de mayo los ciudadanos de nuestra tierra acudieron a las urnas para expresar su voluntad libre y democráticamente. Lo hicieron en unas Elecciones Municipales y Autonómicas que encierran la esencia de la democracia cercana y de proximidad, buscando desde la corta distancia la resolución de sus problemas, que lamentablemente son muchos y dando así cumplimiento al espíritu de nuestra democracia. Los resultados fueron concluyentes y por primera vez en democracia nos dieron su apoyo mayoritario en la provincia y con ello nos dijeron claramente quién quieren que les gobierne en este momento y qué políticas, por el contrario, rechazan con rotundidad. Pero al margen del resultado de algunos grandes ayuntamientos de la provincia, nuestro pueblo también expresó cómo quiere que le gobiernen en la Diputación Provincial: con humildad y desde el diálogo. Un diálogo fructífero, que conduzca a acuerdos, pensando, no en que la Institución proporcione réditos partidistas, sino en lo que tenemos que pensar: en sacar nuestra tierra adelante, en garantizar el bienestar de todos y muy especialmente, en luchar contra el principal problema que nos asedia, la despoblación y con ello la falta de oportunidades y de un empleo digno para la generaciones presentes y futuras.

 

Es nuestra responsabilidad, señoras y señores diputados y no sólo nuestra, que la generación de mi hijo pueda labrarse un futuro en esta tierra y no tenga que ser la primera en decir, después de tantos años, que van a vivir peor que nosotros, con menos oportunidades y menos futuro. La generación de mis padres, aquí presentes, a quienes tanto les toco luchar y padecer, no nos lo perdonaría nunca. Señoras y señores diputados, muchos ojos están hoy posados en esta Diputación Provincial de Soria.

 

Después de 30 años y esto es normal en democracia, se va a producir un cambio de signo político, que ha generado sin duda unas nuevas expectativas a las que tenemos que responder todos, los viejos, los nuevos, los que estamos en el gobierno, los que habéis facilitado esta investidura y quienes teníais otra opción política para el gobierno. Tenemos ante nuestros ojos un nuevo tiempo político marcado por la presencia de nuevos actores, por nuevas exigencias éticas, mayor transparencia, mayor rigor, lucha sin cuartel contra la corrupción y una nueva sensibilidad ante los ciudadanos y ese es un reto que algunos nos marcamos hace unos pocos años y al que debemos seguir respondiendo ahora con más fuerza si cabe.

 

No voy a hacer un discurso al uso, no voy a relatarles hoy el programa electoral con el que el Partido Socialista concurrió a las elecciones, no les voy a explicar el acuerdo programático con el que acordamos esta investidura con Ciudadanos, por cierto con indudables coincidencias, ya que ambos están escritos y son públicos y son mi compromiso con todos ustedes. Como bien sabe un buen amigo mío, lo que se dice se hace y esa es una máxima a la que no estoy dispuesto jamás a renunciar en política. A partir de mañana mismo, de la mano de los Ayuntamientos que han sido y deben volver a ser la esencia de esta Diputación, nuestro primer reto son las personas: los jóvenes, los trabajadores, los emprendedores, los desempleados y nuestros mayores. Sabiendo que este reto no es posible sin la inestimable colaboración de otras administraciones a las que hay que exigir con firmeza y no sólo de cara a la opinión pública, que dejen de mirar de reojo a esta tierra.

 

A partir de mañana mismo, nuestro segundo reto es la forma de afrontar el camino, y no quiero hacerlo solo, quiero hacerlo con nuevos órganos de participación y con todas aquéllas personas y colectivos que tengan algo que aportar en esta provincia, con todos ustedes, con los Ayuntamientos, con los agentes económicos y sociales, con Ciudadanos y con el resto de los Partidos Políticos que se quieran sumar al proyecto de transformación que iniciamos hoy. Además lo quiero hacer desde la transparencia, siempre delante del cristal de la opinión pública, con nuevos órganos de control, que permitan no poner en duda que cada euro que se emplea en esta Diputación va destinado al desarrollo de esta provincia, con el permanente objetivo de conseguir una sociedad más justa. Señoras y señores diputados quiero trasladar hoy aquí mi firme compromiso por desarrollar un gran pacto por esta provincia, en el corto, medio y largo plazo, que recoja las inversiones necesarias en la misma y aúne en una sola voz, grupos políticos, agentes sociales y ciudadanos, más allá de los intereses partidistas, trabajando todos en una única dirección hasta conseguir los objetivos en el marcados. Esto que puede parecer una utopía, resulta una exigencia ineludible de la sociedad soriana y nos exigirá a todos altura de miras y un firme compromiso.

 

Debo terminar mi intervención, señoras y señores, y no se me ocurre mejor manera de hacerlo, que mostrando mi admiración y reconocimiento a cientos y miles de concejales y alcaldes que desde hace casi cuarenta años, en esta provincia, con honestidad, humildad y discreción han prestado un servicio impagable a la sociedad soriana. A ellos me debo también, por que todos los días engrandecen la política como servicio público. Muchas gracias a todos y salud para cumplir.

Diputación Provincial de Soria

C/ Caballeros, 17 - 42002 Soria - Tfno. 975 10 10 00